Inscribete y recibirás todas las publicaciones del blog en tu correo electrónico. GRATIS.

¡ÚNETE A NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK!

29 noviembre 2015

Con un balazo de Benedetto, América liquidó a León...


El partido de vuelta en el Estadio León parecía de mero trámite para el América, pues en el juego de ida disputado en el Estadio Azteca le pasó por encima al cuadro esmeralda y lo goleó por marcador de 4-1 con goles de Paolo Goltz, Paul Aguilar, Darío Benedetto y Michael Arroyo.

En su visita a León, Ignacio Ambriz sorprendió al mandar una alineación inédita con tres contenciones y únicamente con un centro delantero. Contrario a lo que dicta la historia y estirpe americanista, se podía presumir que las águilas saldrían a cuidar su ventaja y no a proponer el encuentro.

El conjunto leonés salió a comerse vivo al rival, desde el inicio se fue encima del arco defendido por Moisés Muñoz, quien a pesar de tener un par de fallas en las salidas aéreas, fue pieza fundamental para el cuadro crema como se ha venido haciendo costumbre en las últimas épocas.

La presión de los felinos tuvo su recompensa y con una gran volea de Burbano, tras un mal despeje de Muñoz, León consiguió el primer gol en el marcador, mismo que les hacía creer en la heroica remontada y los mandaba al descanso con el marcador a su favor, no había tiempo para más.

Para la segunda mitad, América debía mostrar mucho más que lo que hizo en los primeros 45 minutos, pues de lo contrario parecía que la tragedia y la remontada de León se acercaban peligrosamente. La respuesta de los de Coapa debía venir desde la banca, era momento de que Ignacio Ambriz moviera sus piezas de ajedrez.

El conjunto dirigido por Juan Antonio Pizzi, impuslado por su gente, seguía buscando por todos los medios anotar un gol más que los acercara a empatar el marcador global, pero la defensa americanista, la habilidad de Muñoz y la suerte no se los permitió a pesar de que tuvieron muchas oportunidades frente al marco rival.

Ante la situación y cuando parecía que estaba muy cerca el segundo gol de los locales, América decidió responder y mandó a la cancha a dos de sus mejores futbolistas: Carlos Darwin Quintero y diez minutos después a Darío Benedetto, el hombre gol de las águilas.

En una de las primeras pelotas que tocó Benedetto, sino es que la primera, se dispuso a probar suerte en el arco rival y sacó un verdadero cañonazo que terminó por sacudir las redes de la portería y las gargantas de los americanistas en todo el país, el "Bombadero" había anotado un verdadero golazo que ponía al cuadro azulcrema prácticamente en las semifinales del torneo.

León nunca bajó los brazos y minutos antes del final logró anotar su segundo gol del encuentro por obra de Elías Hernández, ante una muy mala marca de la defensa y un terrible regalo de Paul Aguilar, donde únicamente le faltó aplaudir el gran disparo que terminó por vencer a Muñoz y poner el 2-1 en el marcador, mismo que no se movería más y terminaría con un global de 5-3 a favor del América.

Con un balazo de Benedetto, América liquidó a León y todas sus esperanzas de seguir con vida en el torneo y se instaló en las semifinales del Apertura 2015 por sexta ocasión en los últimos ocho torneos. El ave mantiene su etiqueta de favorito y promete volar muy lejos en la liga local antes de emprender su viaje a Japón, donde buscará conquistar nada más y nada menos que el mundo futbolístico en la próxima edición del Mundial de Clubes.